Mini cheescake de arándanos




Me encanta el pastel de queso que sea cremoso y muy rico, y estos mini pastelitos de queso son exactamente eso. Para preparar estos deliciosos cupcakes es necesario usar un truco: baño maría dentro del horno y esto hará la diferencia, serán tan cremosos y su textura no tendrá comparación con algún otro cheescake que hayas probado. Me encantan y seguramente a ti también te fascinarán.

mini cheescake de arándanos

Ingredientes

Para la corteza:

  • 3/4 tazas de migas de galletas marías
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida
  • 2 cucharaditas de azúcar

Para el marmoleado de arándano:

  • 1/2 taza de arándanos frescos o congelados
  • 1/8 taza de azúcar
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón

Para el relleno:

  • 450 gramos de queso crema, a temperatura ambiente
  • 3/4 taza de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 huevos grandes, a temperatura ambiente

Procedimiento

  • Precalentamos el horno a 160º C. Y preparamos nuestro molde para 12 muffins, cada contenedor con su respectivo capacillo.

Primero la salsa de arándano:

  • Vamos a mezclar los arándanos, el azúcar, el agua y la ralladura de limón en una cacerola pequeña y vamos a cocinar a fuego medio-alto hasta que hierva, vamos a revolver constantemente hasta que se disuelva el azúcar. Luego reducimos la flama a medio-bajo y terminamos de cocinar nuestra salsa, revolviendo constantemente para evitar que se queme, hasta que espese. Dejaremos enfriar y mientras vamos a preparar el resto.

Para la corteza:

  • En un tazón pequeño, mezclamos las migas de galleta, la mantequilla y el azúcar. Mezclamos hasta que esté bien combinado y humedecido. Vamos a poner una cucharada de la corteza en cada capacillo y presionamos con los dedos para que nos quede una base firme. Hornearemos durante 5 minutos y luego dejaremos enfriar en nuestra rejilla.

Para el pastel de queso:

  • Batimos el queso crema a velocidad media-alta con nuestra batidora eléctrica hasta que quede esponjoso. Mezclamos el azúcar hasta que quede suave. Luego incorporamos la sal y la vainilla. Mientras seguimos batiendo vamos a agregar los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición.
  • Ahora vamos a preparar cada cupcake, y para hacerlo llenamos cada capacillo a 3/4 con nuestro relleno de queso crema. Ponemos un poco de salsa de arándano sobre cada cupcake y con ayuda de un palillo giramos ligeramente hasta formar una especie de remolina y así crear un efecto de mármol.
  • Para hornearlos tendremos que colocar nuestro molde de muffins dentro de otro molde y a este lo llenamos de agua hasta que logre cubrir hasta la mitad del molde de muffins. Esto evitará que se queme demasiado rápido nuestro cupcake, y lo mejor es que tendrá un resultado muy suave, húmedo y muy esponjoso. Horneamos hasta que el relleno esté firme, aproximadamente 20 minutos. Si no queremos usar el baño maría en el horno podremos hornear nuestros cupcakes de manera tradicional directamente al horno pero es posible que no queden tan esponjaditos.
  • Sacamos del horno una vez que estén listos y dejaremos enfriar en nuestra rejilla a temperatura ambiente. Una vez fríos podemos cubrirlos cada uno con envoltura plástica para evitar que se endurezcan y así podamos almacenarlos por hasta dos semanas en el refrigerador.

mini cheescake de arándanos

Visto en The Baker Chic

Comenta con tu cuenta de:

Loading Facebook Comments ...
Un comentario
  1. febrero 28, 2015

Deja un comentario

You must fill in your Disqus "shortname" in the Comments Evolved plugin options.