Cheescake con Pastel Red Velvet




Esta idea de mezclar dos de los postres más fantásticos es genial para regalar este día de San Valentín. Este pastel red velvet con cheescake incluye una corteza de galletas oreo relleno de crema de chocolate y queso crema y lo decoramos con chocolate blanco y fresas. Es delicioso y muy romántico que nos permitirá pasar este día del amor acompañados.

Red Velvet con Cheescake

Ingredientes:

Para la corteza

  • 32 galletas oreo de chocolate, finamente molidos (la crema y todo va a desaparecer cuando los aplastemos)
  • 5 1/3 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida y enfriada
  • Una pequeña pizca de sal
  • Para la crema de chocolate
  • 3/4 tazas de crema de leche
  • 300 gramos de chocolate semidulce, finamente picado (se puede usar la mitad de chocolate semidulce y otra mitad de chocolate semiamargo)

Para la torta

  • 1/4 taza de manteca vegetal
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de cocoa en polvo
  • ¼ cucharadita de sal
  • ¾ taza de azúcar
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ taza de suero de mantequilla (si no logramos conseguir el suero, con mantequilla podremos sustituir)
  • 1 ¼ tazas de harina
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharada de vinagre blanco
  • 1 onza de colorante rojo

Para el relleno:

  1. 3 (unos 300 gramos) paquetes de queso crema, a temperatura ambiente
  2. 1 taza de azúcar
  3. 1 ½ cucharadas de harina
  4. 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  5. 3 huevos

Para decorar (opcional)

  • 60 gramos de queso crema, a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar glas cernida
  • Chocolate blanco derretido para decorar
  • Fresas

Red Velvet con Cheescake

Procedimientos

Primero el pastel.

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.  Cubriremos el fondo y los lados de un molde redondo de unos 20 centímetros con papel encerado, para que nos ayude a sacar más fácilmente nuestra torta una vez horneada.
  2. Batimos la manteca, el azúcar y huevos. Hacemos una pasta con la cocoa y el colorante y añadimos a la mezcla de manteca. Incorporamos la sal y la vainilla. Enseguida añadimos el suero de mantequilla alternando con la harina, comenzando y terminando con la harina. Mezclamos el vinagre y el bicarbonato y agregamos a la mezcla doblándola lentamente.
  3. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 20-25 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro del pastel salga limpio. Dejamos enfriar por completo cubierto con papel encerado y metemos al refrigerador durante 30 minutos hasta que esté firme.

Ahora el cheescake

  1. Engrasamos con mantequilla un molde desmontable redondo de 20 centímetros.
  2. Pondremos las migas de galleta de chocolate, la mantequilla derretida y la sal en un tazón pequeño. Mezclamos con un tenedor para y vamos a hacer una capa delgado de esta mezcla en la parte inferior y los lados del molde desmontable (por lo menos 7 centímetros hacia arriba de los lados).
  3. En una cacerola mediana a fuego medio ponemos la crema. Colocamos el chocolate en un tazón mediano. Una vez que la crema esté caliente la vertemos sobre el chocolate y dejamos reposar 1-2 minutos. Batimos en pequeños círculos hasta que se forme una crema suave. Vertemos 1 a 1.5 tazas de la crema que acabos de preparar sobre la corteza que hemos preparado. Congelamos hasta que la capa de crema esté firme,  esto será unos 30 minutos después. Guardamos la crema restante a temperatura ambiente para adornar después.
  4. Para hacer la corteza, precalentamos  el horno a 180ºC y ponemos nuestra parrilla a la mitad del horno. Con la batidora eléctrica batimos el queso crema y el azúcar a velocidad media-alta hasta que estén bien mezclados. Agregamos la harina. Agregar la vainilla y batimos hasta que estén bien incorporados, raspando los lados del tazón, según sea necesario. Incorporamos los huevos uno a la vez, raspando el recipiente entre cada adición.
  5. Vertemos el relleno sobre la crema de chocolate que tenemos en la corteza. Coloque el molde desmontable en una charola para hornear. Horneamos hasta que la parte superior esté ligeramente dorada, hinchada y agrietada en los bordes, y el centro se mueve sólo muy ligeramente, aproximadamente 1 hora después. Sacamos del horno y lo ponemos en una reja para enfriar. Enfriamos a temperatura ambiente durante al menos 30 minutos. Después de esto lo movemos al refrigerador durante al menos 3 horas, hasta que esté completamente frío y firme (se va a hundir el centro mientras se enfria).

Iniciamos la preparación final y decorado

  1. Con la crema de chocolate que nos quedó batimos hasta que quede esponjosa; en un recipiente aparte, mezclamos el queso crema, la mantequilla y el azúcar glas para hacer una pequeña cantidad de glaseado de queso crema para decorar.
  2. Retiramos lentamente y con mucho cuidado nuestro cheescake del molde y lo colocamos en un plato de servir. Aquí podremos poner crema de chocolate sobre el cheescake para poder adherir el pastel red velvet que vamos a poner con mucho cuidado sobre nuestro pastel de queso.
  3. Decoramos el pastel con el chocolate blanco espolvoreado y con una manga pastelera decoraremos el glaseado de queso crema, la crema de chocolate y las fresas.
  4. Como verán es laborioso, pero el resultado es sumamente espectacular y de primer nivel.

Visto en Willow Bird Baking

Comenta con tu cuenta de:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

You must fill in your Disqus "shortname" in the Comments Evolved plugin options.