Cheescake con fresas




Este cheescake con fresas estilo New York y cubierto con una deliciosa salsa de fresas frescas tiene un sabor tan cautivante debido a su crujiente pasta rellena de queso crema y el pequeño toque a limón para balancear la tarta. Sin lugar a dudas este representa un manjar para festejar cumpleaños, días de fiesta o cualquier ocasión que amerite ser especial y recordada por muuuchos años.

Cheescake con Fresas

Ingredientes

Para el pastel de queso:

  • 1 1/4 tazas de migas de galletas Marías o galletas de vainilla
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal (1/4 barra), derretida, podríamos necesitar un poco más
  • 1 1/4 tazas de azúcar
  • 1 cucharada de harina
  • 240 gamos de queso crema, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 taza de crema de leche, a temperatura ambiente
  • 1 yema de huevo grande, a temperatura ambiente
  • 3 huevos grandes, a temperatura ambiente

Para la cubierta de fresas:

  • 700 gramos de fresas, lavadas, sin rabillo y cortadas a lo largo
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de agua solo si son necesarias
  • 1 cucharada de fécula de maíz, también, si es necesario

Procedimiento

  1. Precalentaremos el horno a 160º C y vamos a poner la parrilla del horno a la mitad de este. Mientras tanto engrasaremos generosamente un molde de 20 centímetros con mantequilla.
  2. Vamos a preparar nuestra corteza para el pay. Colocaremos las migas de galletas y la mantequilla derretida en un tazón mediano y mezclaremos hasta que estén bien integrados. Vertemos la mezcla de la miga en el molde engrasado y, utilizando el fondo de una taza o un vaso vamos a presionar uniformemente en la parte inferior y ligeramente por los lados. Hasta tener el molde cubierto con nuestra mezcla lo suficientemente gruesa y que pueda albergar nuestros demás ingredientes.
  3. Mezclamos el azúcar y la harina en un tazón mediano. En el tazón de la batidora colocamos el queso crema y batimos con las palas de batir a velocidad media hasta que esté suave, aproximadamente 1 minuto. Con la batidora en marcha, vertemos lentamente la mezcla de azúcar y harina y batimos hasta que se incorporen. Para evitar que queden partes no mezcladas detenemos nuestra batidora de vez en cuando y raspamos los lados con una espátula según sea necesario.
  4. Con la batidora a velocidad baja agregamos ahora la ralladura de limón y la vainilla, luego lentamente incorporamos la crema, mezclamos hasta que estén perfectamente combinados. Añadimos la yema de huevo y luego a continuación, los huevos enteros 1 a la vez, permitiendo que cada huevo se mezcle antes de añadir el siguiente.
  5. Vertemos el relleno en la corteza preparada y lo extendemos en una capa uniforme. Horneamos hasta que sólo los bordes de la torta se doren y el centro se empiece a poner firme esto nos llevará de unos 45 a 60 minutos. Apagamos el horno y dejamos que el pastel se enfríe en el horno durante 1 hora. (Esto hará que se siga horneando un poco más mientras el horno esté caliente)
  6. Sacamos nuestra tarta del horno y la colocamos en nuestra rejilla para enfríar. Vamos a tapar nuestra tarta con un molde para hornear, retiraremos cada 20 o 30 minutos para evitar la condensación, esperaremos 1 hora y media hasta que esté tibia. Después refrigeramos sin taparla hasta que esté completamente fría por lo menos unas 4 horas.

Mientras tanto vamos a preparar nuestra cubierta de fresas.

  1. Colocamos las fresas y el azúcar en una cacerola y revolveremos hasta que las fresas estén recubiertas de azúcar. Con un machacador de papas vamos a aplastar las fresas hasta tenerlas machacadas, quedarán algunos trozos, no hay problema.
  2. Vamos a colocar nuestra cacerola a fuego alto y revolviendo ocasionalmente, hasta que empiecen a salir burbujas a la orilla de la cacerola, esto será unos 5 minutos después. Añadimos la ralladura de limón y el jugo, revolvemos para mezclar, y esperamos hasta que hierva. Retiramos del fuego y quitamos la espuma que se haya formado
  3. Si la salsa esta muy líquida entonces usaremos el agua y la maicena, la batiremos en un tazón pequeño hasta que no queden grumos. Regresamos nuestra sarten al fuego y la o incorporamos  hasta que vuelva a hervir, no olvidemos que batiremos constantemente hasta que se espese por completo Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.
  4. Cuando hayan pasado las 4 horas de enfriamiento de nuestra tarta la sacaremos y la cubriremos con la salsa de fresa y la tendremos lista para servir.
  5. Rebanamos, repartimos y saboreamos con un expreso. O con lo que ustedes quieran.

Visto en Chow

Comenta con tu cuenta de:

Loading Facebook Comments ...
Un comentario
  1. Febrero 1, 2015

Deja un comentario

You must fill in your Disqus "shortname" in the Comments Evolved plugin options.